26.7.10

5 de julio de 2006

Error

El tiempo del error es un segundo. Después, puedes dedicar media vida a repararlo. Pero, ¿de verdad merece la pena que todo penda de un hilo?

Quizá el quid de la cuestión está en que no merece la pena dedicar la vida a subsanar un error que nadie quiere corregir, porque pierdes el tiempo. Y si todo pende de un hilo, que sea la vida la que se balancea en el extremo. Así nunca podremos decir que no vivimos intensamente.

Porque lo que merece la pena en esta vida es vivirla, no llorarla. Y, aunque a veces un error puede tener un coste muy alto, no puedes subordinar tu vida a él. El tiempo pone todo en su sitio, por algo se dice que es él quien baraja las cartas y nosotros quienes jugamos. ¡Hagan juego, señores! Y no apuesten su vida a una sola carta.

-Texto e imagen: Duna Loves
Extraído de mi antiguo blog

24 comentarios:

  1. Qué profundo y qué gran verdad...

    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. El tiempo pone todo en su sitio.... una gran verdad el sabe enque segundo comineza a colocar todo en su real dimension ...

    SAludos
    Linda semana

    Abrazos

    ResponderEliminar
  3. Amén.

    Adoración a las manecillas

    No te falta razón. Una relación amor odio. Como en la noche del cazador.

    Y el nos caza. Para bien o para mal.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Pues sí. Hay errores de los que arrepentirse, pero no por ello deben eclipsar nuestras vidas.
    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
  5. Hacía tiempo que no veía tantas verdades escritas juntas y utilizando tan pocas palabras.
    Sin duda es sensacional y no te falta razón ;)

    ResponderEliminar
  6. Tiempo tiempo tiempo... sabemos tantas cosas de el que a veces no sabemos cuales sean ciertas y cuales verdaderas... Me encanta el texto. Beso beso!

    ResponderEliminar
  7. la vida hay qe vivirla.. y la vivimos comentiendo errores.. la cosaesta en no vivir de un solo error.. si no pasar al siguiente, el anterior después veremos como solucionarlo..

    ResponderEliminar
  8. El secreto está en saber jugar bien tus cartas.

    Un Beso :)

    ResponderEliminar
  9. yo antes de cometer otro error, necesitaría un viaje sabático para poder orientarme. para pensar con calma lo que debo hacer este año.
    sin apresurarme, y luego decir " me e equivocado, y no podré remediarlo".
    ay...

    pd: no se como no habías encontrado mi blog. lo que sé, es que ese es el principal! muaa

    ResponderEliminar
  10. Tienes mucha razón en lo que dices. Me encanta el optimismo que desprende esta entrada. :)
    Un besito!

    ResponderEliminar
  11. Y sí, pero a veces somos dogmáticos y nos lo jugamos todo en una elección, encabezonados en la única cosa en la que podemos pensar, sin apreciar otras opciones.

    Me gustó tu texto, sencillo y directo.

    Una sonrisa.

    ResponderEliminar
  12. Solo tenemos una y debemos aprovecharla, aunque a veces resulta dificil, nosotros mismo lo hacemos.

    saluddos;

    ResponderEliminar
  13. Lo importante es arrepentirte de tus actos, no de lo que dejas de hacer.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  14. Yo por mi parte me dedicaré a jugar con nueve ases y un rei :)

    me encanta el texto!!!
    genial!!

    un beso :)

    ResponderEliminar
  15. Genial, me encanta esta entrada. Tenemos la misma filosofía.

    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  16. Lo más profundo es la piel,

    así pues:

    qué buapa.

    ResponderEliminar
  17. Los errores se arreglan, abres con ellos infinidad de puertas. Y, e una o varias, está la felicidad. OP distintos tipos de felicidad.
    Equivocarse es mravilloso!

    ResponderEliminar
  18. Cierto, Cierto. A veces pasamos mucho tiempo dandole vueltas a los errores y dejamos todo de lado. No vale la pena llroar sobre leche derramada, como dicen.

    Besos n.n

    ResponderEliminar
  19. Hay errores, que después con el tiempo se convierten en oportunidades :)

    ResponderEliminar

¿Añades un remiendo? :)