1.7.10

Sputnik, mi amor

A los veintidós años, en primavera, Sumire se enamoró por primera vez. Fue un amor violento como un tornado que barre en línea recta una vasta llanura. Un amor que lo derribó todo a su paso, que lo succionó todo hacia el cielo en su torbellino, que lo descuartizó todo en un arranque de locura, que lo machacó todo por completo. Y, sin que su furia amainara un ápice, barrió el océano, arrasó sin misericordia las ruinas de Angkor Vat, calcinó con su fuego las selvas de la India repletas de manadas de desafortunados tigres y, convertido en tempestad de arena del desierto persa, sepultó alguna exótica ciudad amurallada. Fue un amor glorioso, monumental. La persona de quien Sumire se enamoró era diecisiete años mayor que ella, estaba casada. Y debo añadir que era una mujer. Aquí empezó todo y aquí acabó (casi) todo.

Así comienza Sputnik, mi amor de Haruki Murakami, mi nueva lectura. Para brindar por los amores violentos.

10 comentarios:

  1. Pues si te digo que me has dejado perpleja y que ahora me pica la curiosidad...
    bonito blog. así que me tendrás por aquí ^^ gracias por tu comen.
    voy a seguir curioseando.

    ResponderEliminar
  2. ¡Oh! Yo tengo ese libro, aunque no lo he leído. Y qué coincidencia, que estoy leyendo ahora mismo otro de Murakami..., Kafka en la Orilla. Me está gustando bastante :3.

    ResponderEliminar
  3. Yo he leído "Al sur de la frontera, al oeste del sol", "After dark" y ahora estoy empezando este :)

    ResponderEliminar
  4. Debe estar genial, me lo tomo como una recomendación...Un besazo!

    ResponderEliminar
  5. La verdad es que no me lo he leido, pero debe de estar muy pero que muy bien, asique . . . ^^

    Beso grande!

    ResponderEliminar
  6. DUNA! GRACIAS POR PASARTE POR MI BLOG Y TE TENGO QUE DECIR QUE EL TUYO ES MUY LINDO!

    UN BESO MUY GRANDE DESDE ARGENTINA, http://malatendida.blogspot.com :)

    ResponderEliminar
  7. Sputnik es uno de mis libros favoritos :D

    ResponderEliminar
  8. Ese libro significa un mundo aparte para mí por dos motivos: revolucionó mi concepción de la soledad y el amor, y porque se lo presté a una de las personas que más quiero en este mundo y todavía no me lo regresa, jajaja.

    Mucha luz, bella.

    ResponderEliminar

¿Añades un remiendo? :)