16.10.11

Tratado sobre las relaciones

Capítulo 1

Y me refiero a todo tipo de relaciones, no sólo a las amorosas. Porque eso de relacionarse no es tan fácil como parece. Es como el éxito: es difícil conseguirlo, pero más difícil es mantenerlo. De eso precisamente quiero hablar hoy, del mantenimiento que merecen las relaciones. Unas duran mucho tiempo sin apenas esfuerzo y otras acaban de la noche a la mañana porque no le dimos a esa persona lo que esperaba de nosotros o viceversa. Yo tengo una visión que puede parecer simplista a más de uno y es que parto de la base de que todo en esta vida tiene solución menos la muerte. Eso no quiere decir que no valore mis amistades -quiero mucho a mis amigos, a los de toda la vida y a los que conocí hace dos meses-, pero sé lo que puedo esperar de unas y otras porque, evidentemente, no hay ninguna igual. Hay una frase célebre por ahí que dice "No esperes nada de las personas y no te decepcionarán". Es cierto que a veces es inevitable esperar determinados gestos por parte de un amigo porque son detalles que vienen con la amistad, pero no todo el mundo te los da -al menos no tan fácilmente- y, cuando no los recibes, te decepcionas. Es una decepción pequeña, pero te la guardas y sumas otra y otra y ya no tiene arreglo. Piénsalo fríamente por un momento: ¿En qué se traduce esa pequeña decepción por un detalle que esperabas de un amigo y no ha llegado? Es un mal rato para ti, porque si esa amistad es importante, no vas a terminarla por eso.

No quiero una suma de pequeños malos momentos que al final se transformen en una herida irreparable que termine con una amistad valiosa. Si realmente lo es, verás que lo que no te da de una forma, te lo compensará de otra. Las personas no pueden ser como tú quieres que sean. Tienes que aceptarlas como son porque no van a cambiar, al menos en esencia. Y quizás de todo esto sólo podáis deducir que hablo tras una coraza. No voy a negar que he sufrido, como todo el mundo, pero así es como se aprende. Y lo dice alguien que es un desastre en esto de mantener relaciones. Tengo amigas de hace muchísimo tiempo con las que puede pasar un año entero sin habernos visto y nuestra amistad no acaba por eso. Nos llamamos de vez en cuando, nos enviamos mensajes y sé que cuando lo necesite de verdad estarán ahí. Por supuesto, también he estado en el otro lado y he esperado cosas de una persona que me ha demostrado varias veces que no me las iba a dar. Aún así, seguimos siendo tan amigos porque tiene otras virtudes que no voy a juzgar por un solo gesto. No me gustaría que hicieran lo mismo conmigo.

En resumen: La primera vez te ilusionas; la segunda, te decepcionas; a la tercera ya no esperas nada; y a la cuarta te das cuenta de que las personas son así y de que tú también le has fallado a alguien alguna vez. Así es la vida.

-Texto: Duna Loves

16 comentarios:

  1. Cuanta razón tienes, estoy de acuerdo con todo lo que dices. Primero nos defraudamos, y a veces seguro que hemos perdido una amistad por eso y luego nos hemos arrepentido. Porque al final, cada uno tiene sus cosas buenas y malas y tenemos que ser más tolerantes.

    ResponderEliminar
  2. Así es, y así será siempre. Creo que todas las personas maduras ya se han dado cuenta de eso. Ahora lo unico que nos toca por aprender es vivir estando conscientes de que no hay que esperar nada de nadie, tan solo tener esperanza.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. muy de acuerdo desde el principio hasta el final

    un beso duna! :)

    ResponderEliminar
  4. Parece que nos ha dado por teorizar sobre el amor xD

    Un besote!

    ResponderEliminar
  5. Coincido contigo. Esperar sólo da lugar a sufrir. Beijinhos.

    ResponderEliminar
  6. Así es la vida, ante todo, la vida siempre será amor y fuera del amor solo queda el vacío.
    si te gusta la poesía te invito a mi nuevo espacio Brisa poética.
    feliz semana.

    ResponderEliminar
  7. Siempre nos pensamos que solo nos joden a nosotros, pero si es verdad que seguramente todos en nuestra vida hemos fallado a alguien.

    ResponderEliminar
  8. Querida Duna:

    Tienes toda la razón y mi filosofia de vida es esa frase que has dicho; "No esperes nada de la gente y no te decepcionaran". Me ha caido como anillo al dedo. :)

    ResponderEliminar
  9. Es toda la verdad ;) yo suelo ser muy tierna con la gente que me provoca algo especial, y hay gente simplemente no me provoca nada.

    ResponderEliminar
  10. Me encanta. No te falta razón, en nada...

    ResponderEliminar
  11. Pues claro. Nos lastiman, pero nosotros también hemos herido a alguien. Queriendo o sin querer.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. hola!. me alegro de haber pasado por tu blog porque me gusto mucho, por eso sin duda te sigo :). espero que puedas pasarte pronto por el mío, y si te gusta tambien seguirme. makeyourlifeadreaam.blogspot.com saludos y suerte♥. MYLAD.

    ResponderEliminar
  13. Estoy muy de acuerdo contigo. Siempre he pensado que nadie es "malo" por no haberse portado bien con otra persona, porque todos nos portamos bien y mal con diferentes personas, aunque sea con o sin intención.

    Por cierto, echo de menos algún texto de Amanda :)

    ☮☮☮

    ResponderEliminar
  14. ERES IMPRESIONANTE, este texto me ha tocado fondo, y ya sabes que nos conocemos algo, que no lo digo por decir.

    ResponderEliminar

¿Añades un remiendo? :)