12.7.12

Tratado sobre las relaciones (2)

Capítulo 2


Después de admitir que soy una persona despegada –lo que viene siendo reconocer que soy un desastre en esto de mantener relaciones en general– en el capítulo anterior, hoy toca admitir lo que me gusta tropezar en la misma piedra una y otra vez. Ya sabemos que es mejor no esperar nada de los demás si no quieres que te decepcionen. Porque las personas no pueden ser como tú quieres que sean, tienes que aceptarlas como son. Pero aún así... Será que no perdemos la esperanza. En mi caso, y con toda la ironía del mundo, es que me encanta cerrar el círculo.

Tan independiente emocionalmente como parecía en el primer capítulo, hoy tengo que confesar que no es del todo cierto. No puedo vivir sin esas personas a las que tanto me cuesta llamar de vez en cuando. Pero tengo la misma relación con el mar, no os vayáis a pensar. Vivo en una zona costera, veo el mar desde la ventana, pero apenas suelo pisar la playa –especialmente en verano que es tomada por los turistas–. Sin embargo, me tranquiliza pensar que, aunque yo no baje a ver el mar, él seguirá estando ahí. Y así son la mayoría de mis amigos: sabemos que estamos ahí los unos para los otros, aunque no nos llamemos nunca.

Claro que no sabes lo que tienes hasta que lo pierdes. No todos mis amigos son así. Éstos son mi piedra, esa en la que tropiezo una y otra vez. No por ellos, faltaría más, sino por mi, porque no estoy acostumbrada a que necesiten mensajes y llamadas de vez en cuando o a que les preguntes diariamente si están bien. Tampoco me acostumbro a que estén pendientes de mi. Y ellos se decepcionan, evidentemente. Total que, sin hacer nada, pierdo a estas personas precisamente por eso. Soy un desastre sin remedio, pero soy así. La esencia de las personas no cambia, recordémoslo. Y conmigo las indirectas no funcionan: si me necesitas voy a estar, sólo tienes que decirlo, claramente a ser posible.

Pero como en el fondo, a pesar de mi anestesia emocional, tengo conciencia... ya estamos en el punto en el que me deprimo y me doy cuenta de que he cerrado el círculo, que he tropezado otra vez. Casi un año después, vuelvo a estar en el mismo sitio. Con mi mejor amiga enfadada porque no recibe de mi lo que necesita. Un amigo que recibe pero le gustaría tener más y, como no puedo dárselo, prefiere poner distancia. Y un "recién llegado" a mi vida que, después de un año trabajando juntos, dice que apenas sabe nada sobre mi. En fin, que acabo sola otra vez, pensando que las personas son demasiado complicadas o que quizás soy yo la que no aprende a tratar con ellas. Mi perro sí que me entiende...

-Texto: Duna Loves

12 comentarios:

  1. La Amistad hay que regarla... como el Amor... es una relación de Amor.... si no se riega... puede morir... a no ser que tengas amistades "cactus" que son terremotos y resisten a todo...
    Cultiva y mima, no cuesta nada y se recibe TODO a cambio....

    ResponderEliminar
  2. Yo también soy muy independiente, pero si me decepciona alguien cercano lo paso fatal y nunca termino de aceptarlo. Me cuesta "curarme".

    ResponderEliminar
  3. Te entiendo perfectamente pero tienes que pensar también en como se siente la otra persona contigo.
    A mi me ha pasado que tengo una persona a la que quiero mucho y esta dice quererme también mucho y que desde hace dos años soy siempre yo la que tengo que ir detras de ella para quedar o hablar. Empiezo a pensar que no le importo. Se lo digo, y me dice que si que le importo. Y ahora estoy tan harta de ser yo la que vaya detras estoy esperando a que ella haga algo de su parte. Las dos estamos conectadas en tuenti, y nada. Es realmente confuso y he decidido para mi misma no estar detras de nadie que no dé señales de que le importe.
    Tu entrada me ha hecho reflexionar :)
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. quizas solo te fias de las personas que son distintas a ti ..
    que son polos opuestos..

    ResponderEliminar
  5. Yo conozco a una persona muy parecida a ti y es la persona más maravillosa del mundo, o al menos la más maravillosa de mi vida.

    Es verdad, es verdad que en una amistad (o lo que sea) hay que estar ahi dando un poquito, peor también es verdad que asi weres y no pasa nada porque tratar de cambiarte sería ir contra ti. Yo no creo que estés sola, seguro molesta a veces la actitud, pero creeme que lo digo por experiencia, siempre habrá ese alguién que aceptelo o no te adora como eres.

    Un beso bella. Extrañaba leerte.
    E.

    ResponderEliminar
  6. Creo que me pasa más o menos como a ti. Y por eso te entiendo, pero supongo que son pocas las personas que lo entienden.
    Para empezar, a mi personalmente, la sociedad, la gente en general me agobia, y ahí dentro también van mis amigas en muchas ocasiones. Además de que a mi eso de tener que decir donde estoy en cada momento... uff, no, no puedo con eso. Intento adaptarme a como son, pero no, es imposible.
    Y por supuesto, los problemas vienen cuando dices esto, o cuando empiezan que si no llamas, que que te pasa, estás rara.. y eso por qué lleves tres días sin verlas.. Nada que me agobio de recordarlo.
    Sin embargo, yo creo que las personas "independientes, despegadas" o como quieras llamarlo somos al fin y al cabo, las que más queremos, porque no necesitamos todos los días a esa persona(quién sea) ahí porque sabemos que ese sentimiento va más allá de estar separado X tiempo, por distancia ni tiempo se termina una verdadera relación.(¡Cómo me acabo de desahogar!)
    Besos!! :)

    ☥☥☥

    ResponderEliminar
  7. jajajaja ese comienzo admitiendo que eres "despegada" me ha llevado irremediablemente al origen de este post =)

    Y SÍ, las personas somos muy complicadas xD


    Un beso!

    ResponderEliminar
  8. Yo te entiendo, pese a que en ese aspecto, por lo menos, resulto ser todo lo contrario (yo me aferro enseguida y mucho a la gente a la que aprecio). Y te entiendo porque convivo con alguien muy independiente y bastante hermético, con una persona de las que te quieren desde la distancia.
    Quizás yo me muestro comprensiva por eso, porque he vivido durante mucho tiempo con esa persona, pero también porque es necesario: no podemos ser iguales, y el amor, la amistad, el aprecio,etc., siempre podrán expresarse de distintas formas.
    Lo que quiero decir es que el problema no es, probablemente, de quien es diferente, de quien quiere y respeta de un modo distinto, sino que, en general, a la gente se le escapa es verdadero significado de la tolerancia.

    En fin, perdón por explayarme... xD

    Soy la dueña del antiguo blog Ana's Thinkings. Si quieres pásate por mi nuevo blog: http://desvariosliterariosana.blogspot.com/
    Me ha encantado tu entrada.
    ¡Un beso! :)

    ResponderEliminar
  9. Uf, no sabes cómo te entiendo. Algunos amigos están ahí como las estrellas en la ciudad; no los puedes ver pero sabes que están. De alguna manera. Y no te hace falta verles. Pero ser demasiado desapegada puede ser sólo miedo, a que te fallen... y así también te pierdes momentos y personas maravillosas que no consiguen comprender tu comportamiento.

    En fin... si es que nunca estamos contentos...

    Una sonrisa!

    ResponderEliminar
  10. No puedo creerme que te haya perdido la pista durante tanto tiempo, había olvidado lo genial que era pasarme por aquí. Creo que sobre este texto ya han expresado mi opinión bastante bien en los anteriores comentarios. Pero quería añadir un: ¡que preciosidad! a la foto de la anterior entrada. Un beso enorme, Silvia!

    ResponderEliminar
  11. Hola, Silvia.
    Estuvimos viendo tu blog y por eso te venimos a hacer una propuesta: hace poco comenzamos un grupo literario llamado "El tintero" y quisieramos tenerte por allí.
    La idea es que todos podamos compartir nuestros escritos pero también comentar y ayudar a los demás a mejorar. También se realizan actividades y talleres.
    Esperamos que te interese nuestra invitación.

    Atte. la administración de El tintero
    http://eltintero.forosweb.net/

    ResponderEliminar
  12. Ra:
    intentaré esforzarme como "jardinera" :)

    C.:
    al final, por mucho tiempo que pase, te queda una heridita que siempre te lo recuerda, pero aprendes

    Eme:
    hay formas distintas de querer. lo importante es que sepas que tienes ahí a esa persona, por muy lejos que la puedas sentir a veces

    .A:
    ya no sé de quién me fio...

    .E:
    gracias a Dios los tengo que me quieren igual :)

    Hh:
    exacto! no importa lo lejos que estés de esa persona, si la llamas todos los días o no porque la quieres igual.

    laura:
    muy complicadas!! cuesta una vida entendernos a nosotros mismos, como para entender a los demás! xD

    Ana:
    bienvenida de nuevo! me encanta esa palabra: tolerancia :)

    Darthpitufina:
    bonita la imagen de la estrella... pensaré en ello ¡gracias guapa!

    Chica león:
    rebienvenida y muchas gracias!! ahí me tienes, enmascarada!! jeejej :)

    Jess:
    Qué honor! Gracias, Jess, le echaré un vistazo :)

    ResponderEliminar

¿Añades un remiendo? :)